Lunes, 08 Mayo 2017 00:00

MSICG realiza fuerte movilización en la ciudad capital

Hoy, 8 de mayo del año 2017 el Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco –MSICG- llevó a cabo una movilización de miles de trabajadores en la Ciudad Capital, la cual dio inicio en la Corte Suprema de Justicia, se trasladó a la Corte de Constitucionalidad y finalmente concluyó en Casa Presidencial.

En la Corte Suprema de Justicia el MSICG condenó el accionar de dicho tribunal, específicamente a través de la Cámara de Amparo y Antejuicio, que ha convertido el amparo en una herramienta de dilación y garantía de impunidad, otorgando, por regla general, amparos provisionales y definitivos a los patronos violadores de las garantías al trabajo y a la libertad sindical para interrumpir el libre curso de la justicia y asegurar que el hambre ahogue a los y las trabajadoras que nos hemos atrevido a requerir que se aplique la ley y que hemos instado con tal fin el sistema de justicia, sistema de justicia que nosotros pagamos de nuestros precarios salarios puesto que, como de todos es sabido, en Guatemala los empresarios no pagan impuestos porque para eso se pagaron diputados que desde el Congreso de la República los han exonerado de tal obligación a través de distintas leyes.

La Central Sindical condenó también la política de impunidad que la Corte Suprema de justicia garantiza a través del antejuicio a los funcionarios y empleados públicos que cometen delitos para violentar los derechos de los y las trabajadoras y la creación por parte de dicha Corte de las denominadas Magistraturas de Apoyo para mantener las estructuras que han permanecido incrustadas en la administración de justicia.

Finalmente el MSICG cuestionó el hecho de que a pesar de que ha existido un reconocimiento público de que la elección de los actuales Magistrados de la Corte Suprema de Justicia fue viciado por las negociaciones de grupos de poder paralelo se siga afirmando socialmente que este vicio se limita a una fracción de la Corte Suprema de Justicia para ocultar que lo que estamos viviendo en Guatemala no es un florecimiento del sistema de justicia sino un reacomodo de estructuras criminales y el cambio de algunas mafias por otras todas al fin comandadas por las mismas élites económicas que tienen secuestrado el país.

En ese marco el MSICG demandó un sistema de justicia que haga su trabajo; que administre justicia sobre la base de la Constitución y las leyes del país; y no sobre la base de intereses económicos o mediáticos y recordó que los y las trabajadoras no queremos magistrados ni funcionarios impunes y cuasi vitalicios, puesto que no queremos que nos arrebaten la esperanza de que un día se marchen y no vuelvan.

En sus acciones ante la Corte de Constitucionalidad el MSICG lamentó el hecho de que la justicia constitucional no sea pronta ni cumplida y de que la misma siga siendo un mecanismo que reafirma la indefensión del pueblo frente a las minorías económicas y sus operadores políticos, es decir un mecanismo más de opresión disfrazado de legalidad utilizado contra los y las trabajadoras y nuestras familias.

El MSICG hizo hincapié en que hace más de un año se hizo presente ante la Corte de Constitucionalidad para promover una acción de inconstitucionalidad contra varias leyes, misma que a la fecha no ha sido resuelta y que se refiere a normas que hacen parte de un sistema que garantiza corrupción en el Ministerio de Educación, y de la cual es una expresión el Acuerdo Ministerial 1021-2017 del Ministro de Educación cuya suspensión y declaratoria de inconstitucionalidad, se planteó y requirió hoy 8 de mayo del año 2017 con el objeto de defender el derecho a la educación básica de los jóvenes del área rural.

El MSICG lamentó que la Corte de Constitucionalidad tenga como política desfinanciar al Estado para privarle de los recursos económicos que se necesitan para cubrir las necesidades básicas de la población declarando constitucionales las normas que en su momento el MSICG impugnó y significan anualmente la perdida para el Estado de miles de millones de quetzales en ingresos tributarios con lo que se priva a la población del acceso a la educación, la salud, justicia y todo aquello que requiere inversiones urgentes por parte del Estado; lamentó que mediante el otorgamiento de amparos a quienes criminalizan la protesta social bajo el argumento de la libre locomoción, se fomente el odio y el repudio hacia la misma que ya tuvo mortales consecuencias en el caso de los estudiantes de la Escuela de comercio 2; y que sea el MSICG el que nuevamente deba acudir a defender el derecho a la educación de los más excluidos ante la aprobación de normas que han sido facilitadas porque siguen en vigencia normas que debieron declararse inconstitucionales desde hace meses por esa Corte.

El MSICG manifestó que había vuelto y que volvería cuantas veces fuera necesario a la Corte de Constitucionalidad para defender la Constitución, sus principios y garantías como el derecho a la educación de los jóvenes del área rural, la libre sindicalización, la negociación colectiva, la huelga, y el cese de las prácticas con las cuales se ha privado de dignidad al trabajo. La Central Sindical reiteró que la presencia de miles de trabajadoras y trabajadores era para recordarles su mandato y, como pueblo, demandarles su cumplimiento.

Por último el MSICG se dirigió a la Casa Presidencial donde condenó el cierre de las telesecundarias que llevan la educación pública gratuita y de calidad a los jóvenes del área rural del ciclo básico y la venta de plazas que se está promoviendo en dicho sector a través de la creación y puesta en vigencia del Acuerdo Ministerial 1021-2017.

Ambos procesos promovidos por el Ministro de Educación Oscar Hugo López Rivas a pesar de las múltiples sentencias firmes emitidas por tribunales de trabajo y previsión social de todo el país que garantizan no sólo la estabilidad de los técnicos de telesecundaria en su trabajo sino la continuidad de la educación básica pública y gratuita de los jóvenes del área rural.

En este marco el MSICG advirtió al Presidente que continuaría accionando en contra de su Gobierno si no se garantizaba el acceso a la educación básica de los jóvenes del área rural, si no se garantiza que no se cerrarán las telesecundarias y que no se cambiará la modalidad; asimismo si no se dignifica a los técnicos de telesecundaria a la vez que le preguntó si era él el que dirigía el Gobierno o las mafias las que lo dirigían a él instándole a que demostrará con hechos que el Presidente no es parte de la venta de plazas que impulsa su Ministro de Educación ni es la persona que está dando la orden de que se prive a los jóvenes del área rural de su acceso a la educación básica, gratuita y de calidad.

El MSICG agradece el acompañamiento de los compañeros trabajadores de los medios de comunicación social quiénes se hicieron presentes durante toda la marcha y quienes además nos consultaron de manera frecuente si el MSICG y los trabajadores apoyábamos o no las reformas a la Constitución.

Al respecto el MSICG aclaró que su movilización no se relacionaba con las reformas constitucionales ya que no conocemos el contenido de las mismas, ninguno de nuestros liderazgos participó en su elaboración y tampoco nos han sido socializadas; en consecuencia, no podemos establecer una posición respecto a una serie de reformas que desconocemos, que no provienen del pueblo y que no han sido discutidas con la clase trabajadora.

El MSICG manifestó que en el momento en que, si fuere el caso, se aprobaba el Decreto para someter tales propuestas de reformas a la Consulta popular que corresponde tendríamos una propuesta cierta sobre cuya base, las organizaciones democráticas analizaremos su texto, contenido y alcances y sobre esa base se irá a asambleas de las organizaciones a nivel nacional para establecer una posición con conocimiento de causa y determinar los mecanismos que se utilizarán para fortalecer socialmente y generalizar la posición aprobada y en consecuencia, hasta que eso no suceda, no era posible fijar opinión ni posición al respecto.