Lunes, 25 Junio 2018 17:55

MSICG condena campos de concentración en los Estados Unidos de América

El Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco –MSICG- condena las políticas criminales impulsadas contra los migrantes por el Gobierno de Donald Trump que se ha valido de la separación de las familias y el sometimiento de la niñez a campos de concentración como un mecanismos de expresión más de odio xenófobo que de una política de Estado.

Más condenable y menos sostenible es la postura servil, sumisa y avergonzante del Presidente guatemalteco Jimmy Morales hacia el Gobierno de Donald Trump y que le ha llevado a expresar públicamente su apoyo y respaldo a la implementación de estos tratos indignantes hacia sus compatriotas y hermanas y hermanos latinoamericanos.

Debe apuntarse que el Presidente de Guatemala ha sumado a estas actitudes una actitud cobarde e irresponsable al pretender paliar los efectos de su servilismo y falta de dignidad nacional con la destitución de vocero presidencial aduciendo que las declaraciones rendidas no expresan la posición del Presidente de la República, esto a pesar de que él mismo ofreció en su oportunidad mano de obra barata para construir un muro en la frontera estadounidense y desafió a la comunidad internacional para apoyar el Genocidio israelí contra el Pueblo Palestino mediante el trasladado de la embajada guatemalteca a Jerusalén, esto a pesar de existir resoluciones de los principales organismos de la Organización de Naciones Unidas que desconocen la decisión del Estado israelí de tomar Jerusalén como su capital.

No obstante, y más allá de esto, al MSICG le preocupa profundamente que este odio xenófobo contra otros seres humanos, propio del fascismo y de ideas que han dejado profundas marcas de dolor en la humanidad, que se manifiesta de parte del Gobierno de Donald Trump hacia el pueblo latinoamericano y que es apoyado por el Presidente Jimmy Morales, no parezca una actitud aislada de sociópatas solitarios, sino que se perciba como posturas y acciones en otros Estados, como lo es el caso del Gobierno Italiano, con la intención de realizar un censo del Pueblo Gitano con fines segregacionista y la postura de algunos Gobiernos Europeos respecto a quienes buscan refugio huyendo del terrorismo y de las guerras.

El MSICG llama la atención que la migración o la búsqueda de refugio no se realiza con fines turísticos ni como actividad de placer para los migrantes y para sus familias, es la consecuencia de las políticas excluyentes y de saqueo impuestas por Estados Unidos y las potencias mundiales, sea a través de la presión financiera, la guerra de saqueo, la irrupción en las democracias nacionales para su desestabilización o la imposición de modelos de globalización que impiden el desarrollo de las sociedades a las que asignan la condición de excluidos del mundo, la economía e incluso de la humanidad.

El MSICG demanda del Presidente Jimmy Morales la renuncia a su papel servil hacia el Gobierno de Donald Trump y la reversión de todas las medidas adoptadas en esa lógica incluyendo la relacionada con el traslado de la Embajada Guatemalteca a Jerusalén y, en caso de no encontrarse esto dentro de sus posibilidades que, en respeto de la dignidad del pueblo de Guatemala presente su renuncia dando lugar a que pueda ocupar su lugar un Gobernante que represente los intereses plasmados en la Constitución Guatemalteca de la República de Guatemala.

Igualmente, el MSICG demanda de la comunidad y organismos internacional la congruencia necesaria para aplicar el derecho internacional y sancionar a los responsables de estos actos de odio como parte de un solo estándar y a los pueblos de mundo a reaccionar, cuestionar e impedir que el odio de la humanidad contra la humanidad se continúe propagando.

¡Una sola voz, una sola fuerza!
MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO
MSICG